Receta Cous Cous

Queridas mamis, hoy os dejamos una receta para una fecha señalada, un día especial en el que queráis sorprender a vuestros comensales.

La receta del cous cous es laboriosa pero para una ocasión especial vale la pena.

Bueno ahí van los ingredientes para unas 6-8 personas aproximadamente:

  • 1 pescuezo de cordero
  • 1 paletilla de cordero de un kilo aproximadamente
  • 5 zanahorias
  • 1 trozo grande de calabaza
  • 4 calabacines
  • 4 nabos
  • 2 hojas de laurel grandes
  • medio kilo de cous cous
  • comino
  •  Ras el Hanout ( la composición suele incluir: pimienta negra, comino, cardamomo, nuez moscada, canela, pimentón, jengibre)
  • 1 bote de garbanzos
  • 1 cabeza de ajo
  • aceite
  • sal
  • 1 cebolla
  • pasas de corinto (sin semillas)
  • canela
  • agua
  • harrisa( los ingredientes habituales son pimientos picantes rojos a menudo ahumados, lo que le proporciona un sabor característico, ajo, cilantro, alcaravea, y sal, los cuales se muelen y se mezclan con aceite de oliva. Una vez preparada se deja reposar durante un mínimo de doce horas)
  • mantequilla

Elaboración:

Sofreimos la cabeza de ajo junto a las verduras y retiramos la calabaza, el calabacín y los nabos.

En una olla con agua hirviendo ponemos comino, ras el hanout, las zanahorias, los garbanzos,el cordero, la cebollita troceada y el laurel y cuando ya empiece a cocerse bien la carne, incorporamos la calabaza, el calabacín y los nabos y terminamos de cocer.

Para acompañar al cous cous ponemos en una sarten cebolla picadita con aceite, las pasas, la canela y un chorrito de agua y dejamos cocer hasta que reduzca y quede todo bien hecho.

Para la sémola tenemos que ir añadiendo agua caliente hasta que quede blandita y entonces le añadiremos un poco de sal y aceite o mantequilla, lo que prefiramos.

Yo tengo una couscousera pero también se puede hacer sin ella.

Además de acompañar el plato con las pasas también podemos añadir un picante típico que se llama harrisa

Para servir normalmente se separa la carne y la verdura por un lado, la sopa o caldo por otro y por último la sémola y cada comensal se sirve a su gusto.

Et voilà! Bon appétit!!!!!

Pan de carne

Hoy vamos a comer de una forma diferente la carne picada, para los niños a los que no les gusta mucho la carne (como al mío) esta es la mejor forma de que la consuman, ya que tiene mucho colorido y se le pueden poner cosas que les gusten mucho así compensamos los sabores.

Ingredientes:

700 gr  de carne picada

Jamón York (o el que le guste a nuestros hijos)

2 Zanahorias hervidas

½ pimiento rojo

Queso rallado

Sal, pimienta, orégano

1 huevo

Antes que nada condimentamos la carne con la sal, pimienta, orégano y le agregamos el huevo, si es posible realizarlos la noche anterior para que vaya tomando sabor.

Ponemos en la mesada papel film el cual lo untamos con un poco de agua para que la carne no se pegue, ponemos la carne y la estiramos con un palote también previamente mojado con agua.

Cuando la tenemos estirada le vamos agregando primero el jamón, luego el queso rallado y para finalizar le vamos intercalando el pimiento y la zanahoria, en esta fase es un poco a lo que les guste a los peques, le podemos agregar huevo duro, olivas o lo que se nos ocurra.

Para terminar comenzamos a estirar del papel film y enrollamos, previamente ponemos papel de aluminio donde termina el papel film, cuando terminamos de enrollar lo envolvemos con el papel de aluminio y le doblamos las puntas para que no se escape nada.

Lo ponemos en una fuente y al horno a 180º durante 40-45 min, igualmente lo sacamos y abrimos con mucho cuidado el papel de aluminio, ya que allí se concentra todo el vapor.

Y a comer!!!!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cómo hacer que tu hij@ coma pescado

El pescado es uno de los alimentos más nutritivos y sanos pero muchas veces cuesta que los niños lo tomen.

El Ministerio de Medio Ambiente, a través del FROM, en  Clubpezqueñines.com  ha puesto en marcha una campaña para fomentar entre los niños el consumo de pescado. Desde su web puedes descargarte muchas recetas fáciles y que, además, puedes preparar junto a tus hijos para que disfruten del pescado, con juegos y concursos con miles de recetas y trucos para aprender a cocinar pescado y a disfrutar de su sabor.

Para una alimentación sana y variada es necesario comer cuatro raciones de pescado a la semana.Disfrazarlo con salsas o con una presentación diferente son algunas de las ideas que te ayudarán a conseguir que tu hijo coma de todo, incluido pescado. El pescado es uno de los alimentos fundamentales en la dieta de los niños. Aunque a veces cuesta que lo coman, es necesario acostumbrarles a su sabor desde pequeños.

Además, es durante esta etapa cuando comienzan a instaurarse los hábitos alimentarios que se mantendrán casi durante toda la vida.

Claves para que coman pescado

1. Dale pescado desde que cumpla la edad aconsejada para ello. Es importante que se acostumbre a su sabor desde pequeño.

2. Escoge trozos sin espinas. Si no tienes tiempo de ir a la pescadería o de limpiarlo tú, compra pescado congelado. Es igual de beneficioso para los niños y de sabroso, y más fácil de cocinar y servir.

3. Aprovéchate de las ventajas del pescado en conserva: atún, sardinas, caballa, etc.

4. Mezcla el pescado con los alimentos que más le gusten al niño: macarrones, lasaña, bocadillos, pizzas…

5. Prepáralo de maneras distintas para que no resulte monótono y aburrido, no lo cocines siempre rebozado. Empanadillas, croquetas, buñuelos, albóndigas, budín, lasaña, canelones, en tortilla, con salsa, al horno, relleno… También lo puedes hacer al horno, en papillote, empanado, etc.

6. Es posible disimular su sabor. Dos fórmulas sencillas consisten en macerar el pescado con limón, aceite y hierbas o acompañarlo de salsas y guarniciones (bechamel, mayonesa, salsa rosa, salsa verde…).

Aquí os  dejamos dos ideas de Mami ahorradora  para que los peques coman pescado:

Emperador con forma de mariposa

Tan solo tenéis que comprar una rodaja de emperador (que además no tiene espinas) partirla por la mitad e invertir los dos trocitos.  Nosotras le hemos puesto una rodajita de limón simulando el cuerpo y hemos espolvoreado las alitas con un poco de perejil en polvo.

Atún a la naranja

Otro pescado sin espinas, este no llama la atención por su presentación pero sí por su sabor a naranja. La receta es sencillísima.

Sólo tenéis que sofreir un poquito de cebolla tierna  con el atún y añadir el caldo de dos o tres naranjas maduras de temporada y dejarlo  a fuego lento hasta que el caldo se haya evaporado y quede una salsita espesa.

Os aseguro que sabe muy bien y es una receta muy sana que gustará a todos.

Galletas de hojaldre

Hoy seguimos en plan mami ahorradoras total, en mi casa nunca se tira nada, asique les voy a mostrar lo que hacemos con mi hijo cuando nos sobra un poco de hojaldre de algún pastel que hayamos preparado.

Ingredientes:

Sobras de hojaldre

Un cortante con forma

Queso rallado

 

Preparación:

Estiramos de forma muy fina la masa de hojaldre y cortamos las masitas, en este caso utilizamos uno de mariposa, colocamos las galletas en una bandeja para horno con forrada con papel.

Le ponemos por encima esparcido el queso rallado, en este caso es lo que teníamos y lo que mi hijo quiso, pero también se puede poner la arena de jamón, azúcar o alguna otra cosa que se les ocurra y lo metemos al horno previamente calentado a 180º por unos 10-12 minutos, o hasta que veamos que se han dorado ligeramente por encima.

La receta ya esta completa, espero que les sirva para no tirar restos de hojaldre y para que aprovechen a jugar en la cocina con los niños, esperamos que nos cuenten que tal les ha ido.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hojaldre de espinacas

Hablando con amigas mías que son mamás también, es increíble las mil y una estrategias que hacemos para que nuestros hijos coman las espinacas, yo no sé si será porque es verde o qué, pero no hay forma. Aquí les dejo un pastel de espinaca que es de la única manera que a mi hijo se la hago comer sin que se enfade y encima me dice mami que rica que está, espero que vosotras también tengan la suerte que he tenido yo al encontrar este receta.

Ingredientes:

3 cebollas grandes

½ pimiento rojo

1 paquete de espinacas congelado

1 caja pequeña de nata

2 huevos

Un poco de queso rallado

Una lámina de hojaldre

Queso del que más les guste en cuadrados

Sal, pimienta y nuez moscada

Preparación:

Antes que nada poner a descongelar en el microondas las espinacas. Cortar en forma de juliana la cebolla y ponerla en una sarten con un poco de aceite, agregarle un poco de sal y el pimiento, dejar que se rehogue a fuego muy suave.

Cuando terminamos de descongelar las espinacas las ponemos en un colador para que saque toda el agua que tiene y para que nos quede más sequitas la apretamos con la mano o con una cuchara. Cuando vemos que no suelta más líquido la ponemos junto con la cebolla en la sartén y le agregamos el resto de condimentos, revolvemos para que se mezcle bien y dejamos 5 minutos para que se junten bien todos los sabores.

Mientras se terminan de cocer la verdura preparamos la nata con los huevos y el queso rallado, batimos bien para que todo se integre y ponemos un poquito de sal y un poquito de pimienta.

Estiramos la masa de hojaldre y la ponemos en el molde, encima le agregamos el relleno y es en ese momento cuando le ponemos de forma dispersa el queso cortado en cuadrados, cubrimos con la mezcla de nata y esta lista para ser llevada al horno durante unos 40-45 minutos a 180º o hasta que veamos que el hojaldre esta listo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.