Amniocentesis

La amniocentesis es una prueba común que se utiliza para poder diagnosticar a tiempo trastornos genéticos y ciertos defectos de nacimiento. Los trastornos genéticos son ciertos cambios en los genes que se trasmiten de la mamá o del papá hacia el bebé, los cuales les pueden causar problemas de salud.

¿Cuándo puede realizarse el test?

El análisis puede realizarse entre la semana 15ª y la semana 20ª de embarazo. Una amniocentesis temprana, suele ser complicada técnicamente, porque la membrana amniótica es aún muy sólida y contiene poco líquido, y la densidad celular en el líquido amniótico es aún baja.

¿En qué casos está aconsejada la amniocentesis?

La amniocentesis se recomienda cuando la edad de la madre es avanzada (más de 35-37 años) y cuando se detectan posibles irregularidades en una ecografía o un riesgo alto en la prueba del triple screening. También se realiza cuando existe la sospecha de un defecto del tubo neural. Igualmente cualquier mujer puede pedirle a su ginecólogo si tiene alguna duda o cree que debe hacérsela, quizás desee hacerse una amniocentesis si corre el riesgo de tener un bebé con defectos de nacimiento, como:

  • Ser mayor de 35 años, el riesgo de tener un bebé con ciertos defectos de nacimiento, como síndrome de Down ya que suele aumentar el riesgo con la edad.
  • Haber tenido otro hijo o embarazo con un defecto de nacimiento: Si tuvo un hijo o embarazo con un defecto congénito en el pasado, el profesional de la salud debe ofrecerle esta prueba.
  • Antecedentes familiares de un problema genético: Si usted o su pareja tiene alguna enfermedad genética (un problema de salud que se transmite al bebé de la mama o el papá), o un familiar cercano tiene una enfermedad como la fibrosis quística o anemia drepanocítica, posiblemente desee hacerse la prueba.

¿En qué consiste este método?

Antes que nada en médico utiliza el ultrasonido para encontrar el latido del bebé, la bolsa con el líquido amniótico y la placenta, para tener bien controlado en donde se encuentra el bebé para que no haya ningún problema, luego limpiara la zona del abdomen,  en donde va a trabajar, con un líquido antibacteriano para esterilizar la zona.

Luego guiándose por el ultrasonido el médico realiza una punción con una aguja larga a través del abdomen de la madre atravesando la pared uterina y la bolsa amniótica para llegar al líquido amniótico, todo este proceso se controla mediante una ecografía para que no se pueda llegar a dañar al niño. Con esta aguja se recoge de 20 a 25 milímetros de líquido amniótico el cual se envía al laboratorio donde se examina y analiza.

Al terminar la madre debe retirarse a su domicilio y hacer reposo durante todo el día, para evitar riesgos innecesarios.

Mascarilla casera para atenuar las manchas en el embarazo

Hola mami, si estas embarazada puede que seas una del 90% de las mujeres a las cuales le salen manchas en la piel, no es nada sumamente preocupante ya que está producido por los cambios hormonales que sufre nuestro cuerpo, en la mayoría de los casos se va después del parto.

Desde mamiahorradora te dejamos un truquito económico y casero para que puedas atenuarlas desde ya. Al ser un tratamiento casero hay que tener paciencia, ya que como sabréis las cosas caseras tardan más en hacer efecto que lo medicinal.

Ingredientes:

  • Una yema de huevo
  • Una cucharada de miel
  • Una cucharada de yogur natural
  • Una cucharada de avena

Preparación:

Batir la yema del huevo y añadirle la cucharada de miel, el yogur  y por último la cucharada de avena. Mezclar bien hasta que se forme una pasta homogénea.

Limpiar muy bien la zona en la cual vayas a aplicarte la mascarilla.

Poner la mascarilla repartiendo muy bien por toda la zona y dejarla actuar durante unos 25-30 minutos. Cuando ese tiempo haya pasado quitarla con agua tibia.

El sol en el embarazo

 

El sol durante los meses de gestación es bueno ya que ayuda al proceso de fijación del calcio en los huesos, la piel absorbe mayor cantidad de vitamina D, que es un nutriente esencial que permite que absorbamos correctamente el calcio de los alimentos que ingerimos a diario.

Pero hay que tener en cuenta unos puntos muy importantes:

  • Hay que evitar el sol entre las 12 y las 16 horas ya que es cuando más entra el sol directamente por nuestra capa de ozono.
  • Mantener una muy buena hidratación, beber agua a cada ratito en lo posible que sea algo fresca.
  • Usar un protector solar que sea como mínimo de factor 15, para una correcta utilización habría que ponérselo en casa una media hora antes de salir al sol, igualmente si vamos a estar un tiempo prolongado al sol conviene que lo renovemos cada 2 horas.
  • Aunque no salgas a la piscina o a la playa es conveniente antes de salir a la calle en épocas de sol intenso ponerse una capa de protección solar en la cara, brazos y manos que son las zonas del cuerpo que están más expuestas. Hay cremas que usamos las mujeres que son hidratantes para la cara que ya tienen factor de protección.
  • Es muy importante tener en cuenta el tema del protector solar ya que debido a los cambios hormonales que presenta nuestro cuerpo pueden salirnos manchas en la piel, principalmente en la cara alrededor de la nariz.
  • No te tumbes boca arriba, lo mejor es llevar una tumbona o una silla en donde puedas estar semi incorporada, ya que cuando estas en la etapa final de embarazo al tumbarte boca arriba el peso que adquiere el bebe presiona la vena cava.

Espero que estos consejitos te ayuden a pasar un mejor verano y disfrutar de una etapa maravillosa en la vida de una mujer.

Embarazo saludable y feliz

Estar embarazada es una de las mejores etapas que podemos pasar las mujeres, pero también es donde tenemos que prestar mucha atención a unos puntos muy sencillos que desde mamis ahorradoras les explicamos para que tengan un embarazo saludable y muy feliz:

  • Es recomendable que durante el embarazo se engorde, aproximadamente, de 9 a 12 kilos.
  •  La dieta ha de ser variada, rica en fibra (fruta, verduras, hortalizas, legumbres) productos lácteos, tomar alimentos ricos en nutrientes y vitaminas como ácido fólico, hierro, calcio y yodo, pero no en grasas, sin olvidar el aporte diario de proteínas de carne y pescado. Es recomendable incluir una ración de hígado de ternera a la semana debido su gran aporte vitamínico(especialmente el hierro). Evite en lo posible comida precocinada y la bollería artificial.
  • Una dieta sana incluye mantener una hidratación correcta. Beber la suficiente agua y leche que nos aporte calcio es fundamental.
  • Reducir el consumo de té, café y refrescos.
  •  Ingerir un complemento vitamínico. El ácido fólico, el hierro, el yodo, etc. son vitaminas y minerales esenciales para el bebé. (seguramente tu médico te lo indicará al comienzo del embarazo). De este modo ayudamos al feto a desarrollarse adecuadamente evitando carencias que podrían causar complicaciones tanto para el bebé (bajo peso, espina bífida…) como a la madre (anemia, preeclampsia .).
  • Durante el embarazo es fundamental aplicarnos cremas solares protectoras para evitar las manchas en la piel y las quemaduras. Debido a la acción de las hormonas, la piel de la embarazada sufre alteraciones como la hiperpigmentación. También son importantes las cremas antiestrias, que previenen la aparición de esas cicatrices con el estiramiento de nuestra piel, con especial atención durante los meses finales, cuando la piel se estira a ritmo muy rápido
  • Las clases de preparación al parto nos sirven para adquirir conocimientos y consciencia sobre los cambios en nuestro cuerpo, conocer conceptos sobre las fases del parto, la higiene del bebé o la lactancia nos ayudarán a sentirnos más preparadas para los cambios que se avecinan. A través del conocimiento se genera una autoconfianza importante gracias a la seguridad. En la medida de lo posible, es bueno compartir estas clases acompañadas por la pareja.